martes, 1 de noviembre de 2011

Xavi y el mal de Prosinecki

NUEVA LESIÓN EN EL SÓLEO
El azulgrana sufre las mismas molestias que animaron al croata a dejar el fútbol
Robben cerró su extenso parte médico en el Real Madrid con la misma dolencia
Es una afección propia de jugadores de baloncesto y voleibol

Xavi, como a Aquiles, ha encontrado en sus tendones el mayor obstáculo de su madurez futbolística. El azulgrana guarda reposo desde la visita del Mallorca al Camp Nou por unas molestias en el sóleo, una lesión que le pudo dejar fuera del Mundial de Sudáfrica, la misma que acabó con Robben fuera del Real Madrid o la que terminó por convencer a Prosinecki de que era el momento de la retirada.

Es la sexta ocasión en la que se tienen referencias de que el centrocampista del Barcelona sufre problemas en esa zona del gemelo. Pep Guardiola lo explicaba este lunes después de que los servicios médicos del club lo obviasen en su parte anterior al último encuentro liguero. "El sábado tenía pequeñas molestias en su sóleo por la fatiga acumulada que le impedían jugar", dijo el técnico en la previa del duelo de Liga de Campeones ante el Viktoria Plzen.

En esta ocasión se trata de una elongación de un centímetro que requiere reposo. Los antecedentes invitan a la prudencia. Las primeras pistas las encontramos en febrero de 2010, cuando estuvo nueve días de baja tras un partido con el Atlético de Madrid. En febrero de ese año descansó medio mes, arriesgó y volvió a sentir molestias a finales de marzo.

El Barcelona se encontraba en plena batalla por la Liga y la Champions. El jugador decidió forzar y aceptó someterse a un tratamiento a base de inyecciones de factores de crecimiento -hasta doce en cada pierna-. Pudo acudir a Sudáfrica.

Es la sexta vez que se muestra aquejado del mismo problema muscular en los dos últimos años


En febrero de 2011 se le reprodujeron los dolores. Otros diez días de baja. En agosto, Xavi excusó con esta misma afección su ausencia en una convocatoria de la selección española. A finales de octubre han vuelto sus peores pesadillas.

La lesiones en el sóleo son más propias de jugadores de baloncesto y voleibol, deportes que requieren un mayor esfuerzo en los gemelos por la reiteración de los saltos. Sin embargo; en el mundo del fútbol se encuentran ejemplos como los de Robben y Prosinecki.

La larga lista de lesiones de Robben en el Real Madrid termina con dos roturas de sóleo. La primera, en noviembre de 2008. La última, en abril de 2009. El club lo puso en venta y firmó por el Bayern de Múnich poco antes de finalizar el mercado de fichajes.

El caso de Prosinecki fue especialmente llamativo. Los médicos modificaron gran parte de sus hábitos alimenticios, le sometieron a infinidad de pruebas y le aconsejaron que caminara de otra forma. La explicación final fue que jugar en un 'grande' le producía estrés.

Fuente: Marca.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada